¿Mis plantillas CadCam con escáner 3D?

Diseño3D

Ya llevamos algún tiempo oyendo hablar de los sistemas CadCam, escáner e impresoras 3D … pero, ¿Qué son realmente? ¿Resultan tan ventajosas?

Vayamos por partes, los sistemas de escáner 3D para el diseño de plantillas llevan ya algún tiempo en el mercado, pero ha sido hace relativamente poco cuando han supuesto una  auténtica revolución en el mercado podológico a raíz de que algunas empresas las utilizan para fabricarles la plantillas a algunos compañeros.

Una vez hemos escaneado la huella plantar en estática con el escáner 3D podemos diseñar mediante su software tipo Cad (diseño asistido por computadora, del inglés computer-aided design) cómo nos resultará la plantilla si la vamos a imprimir en EVA (etil-vinil-acetato) o en polipropileno troquelado, o bien realizaremos los retoques para que se imprima el molde con la impresora 3D y luego se pueda adaptar el soporte plantar en el caso de que realicemos la plantilla termoconformable o termomoldeable. Entonces, ¿Dónde está la magia? La respuesta es sencilla: No existe. Si bien es cierto que entre sus ventajas se encuentra el que podamos realizar diseños con modificaciones milimétricas y exactas, hacer copias exactas de las plantillas en el caso de que el paciente precise nuevos soportes plantares, o la rapidez y facilidad para hacerlas ya que sólo basta con hacer Click! en la impresora, también encontramos algunos inconvenientes como pueden ser el toque personal que les da cada profesional cuando las adapta manualmente y recuerda algún detalle concreto de su paciente, el que este concepto sólo sería válido para las plantillas en EVAs y polipropileno troquelado (ya que en el caso de resinas, fibras de carbono, poliprolileno adaptado y otros materiales habría que imprimir el molde en positivo y adaptarlo manualmente sobre ellos, luego sería lo mismo que tomar el tomar el molde manualmente y trabajar sobre el positivo) o el que si cuando hacemos una revisión y tenemos que retocar las plantillas fabricadas con CadCam, ese retoque lo hacemos manualmente con lo que ya hemos perdido toda esa exactitud milimétrica de la que presumen sus defensores. Además no podemos olvidarnos de la Técnica de Adaptación en Directo (T.A.D.), que nos permite adaptar las plantillas directamente sobre el pie con lo que podemos afirmar que este sería el molde más exacto y las compensaciones realizadas serían lo máximo que es capaz de soportar el pie.

Entonces, ¿Cuál es el sistema ideal para adaptar unas plantillas? Una vez valorados los pros y los contras de los sistemas que conocemos actualmente para diseñar y adaptar plantillas, podemos afirmar que el mejor sistema sería aquel que mejor controle el profesional y con el que realice las plantillas que le den mejor resultado al paciente, por consiguiente, lo ideal es conocer y disponer de varios sistemas y materiales para la realización de plantillas y elegir lo que creamos conveniente para cada caso.

Publicado por Francisco Ariza el 11/05/2014

Tags: 

Comentarios

Buenas.

Buenas.

Soy Ingeniero Mecánico y últimamente estoy muy interesado en el campo de la fabricación aditiva orientada a podología y fisioterapia.

Un par de anotaciones que me gustaría hacer sobre este artículo, una de ellas es que las ventajas de la impresión 3D se están infravalorando. Solo el hecho de que poder realizar cientos de copias exactas es una enorme ventaja que jamás un proceso manual va a conseguir. Dos plantillas realizadas manualmente jamás serán iguales, influyendo esto en cualquier tratamiento a largo plazo.

Por otro lado, si bien es cierto que manualmente se pueden realizar retoques "in situ", cualquier programa CAD permite a día de hoy realizar las mismas, e incluso más detalladas modificaciones permitiendo, además, que estas queden registradas en un histórico y ser repetidas en un futuro. El principal problema en este aspecto es la escasa formación en CAD del usuario, lo cual por otro lado es lógico, dado que ni podólogos ni fisioterapeutas son ingenieros ni técnicos de diseño.

En general, mi opinión profesional es que una correcta combinación entre escaner 3D e impresora 3D, con un correcto uso del CAD/CAM, puede superar con creces cualquier proceso manual.

Bien es cierto, como señala usted al final del artículo, que el mejor proceso para cada profesional ha de ser en el que más seguro se sienta, ya sea manual o de fabricación aditiva.

Para finalizar, me gustaría compartir este "descubrimiento". https://markforged.com/ Se trata de una impresora 3D capaz de imprimir filamentos de fibra de carbono. Sin duda la fabricación aditiva supone una revolución en este campo.

Saludos y enhorabuena por esta completísima página.

Hola Miguel,

Hola Miguel,
Gracias por sus comentarios.
Sin lugar a dudas no le puedo discutir respecto a utilización de sistemas CadCam que seguro conoce mucho mejor que yo. En podología, a día de hoy, los retoques se están realizando manualmente y a eso es a lo que me refiero en la entrada. Respecto a la reproducibilidad de las plantillas, aunque el hacer réplicas exactas de manera sencilla, dándole simplemente al botón "imprimir" puede suponer una ventaja, le garantizo que eso también es posible realizarlo manualmente y con unos resultados excelentes.
Un saludo,
Francisco Ariza

Añadir nuevo comentario