Doctor, ¿Cómo corro?

Después de mucho tiempo apartado del blog por motivos laborales, intentamos retomar el hábito de escribir a sabiendas de que algunos comentarios resultarán polémicos. Empezaremos aclarando eso de que no es correcto llamar Doctor a todos los profesionales sanitarios. El título de Doctor corresponde a la máxima graduación académica, y no todos estamos en posesión del mismo (algunos seguimos en trámites de conseguirlo). Este es el mismo error que se repite cada vez que llamamos doctor a un médico sin conocer si realmente ha superado sus estudios de doctorado. Y es que somos víctimas de la "titulitis". Esta misma situación la vivimos con todos aquellos podólogos que presumen de ser podólogos deportivos. ¿Alguno puede enseñar un título que les acredite como tal? ¡Seguro que NO! Porque a día de hoy no existe esa especialidad reconocida por el Ministerio como ocurre con la especialidad de traumatología y otras muchas en medicina (aunque sí existen muchos títulos propios de especialización impartidos por las distintas universidades). Pero este no es el tema que nos atañe... En nuestra consulta de podología deportiva en Málaga seguimos atendiendo a muchos "deportistas " que se han iniciado recientemente en el hábito de correr (o mejor dicho running, que es como está de moda llamarlo), y aunque no es nuestra tarea, nos entran ganas de decirle: "corre usted como el culo". Sí, es que mucha gente no tiene una técnica ni tan siquiera cercana al aprobado, pero se siguen empeñando en aprender a correr descargando un par de videos de Youtube y la correspondiente aplicación para el móvil. Pero claro, ¿hasta dónde llega el papel del podólogo en estos casos? El podólogo es el responsable de analizar las estructuras, grupos musculares y movimientos que influyen en la carrera mediante la realización de una exploración biomecánica (o estudio de la pisada), pero NUNCA debemos ser nosotros quienes nos dediquemos a corregir esa téccnica (aunque sí podemos ofrecer orientación). Debemos conocer todos los pormenores de una adecuada técnica para hacer un correcto análisis y saber cuándo debemos derivarlos al resto de compañeros. Recientemente me llamó mucho la atención cuando en un curso de técnica de carrera me decía un compañero que él le cedía sus instalaciones y una máquina análisis de técnica que mide parámetros tales como longitud de zancada, frecuencia, cadencia, baricentro... para que entrenen y mejoren sus pacientes, pero ... ¿Estamos locos? No paramos de quejarnos de lo que nos ofende el intrusismo que realizan nuestros compañeros fisioterapeutas y licenciados en educación física por dedicarse a hacer "nuestros estudios" y a plantear tratamientos con plantillas (cosa que además no es legal), en cambio nos jactamos de habernos una gastado una pasta gansa en este tipo de tecnologías para ayudar a entrenar a nuestros pacientes. Desde Clínica Podológica Málaga Centro condenamos estas actitudes y decimos con la cabeza bien alta que nosotros no somos ningún centro de entrenamiento personal, aunque sí colaboramos con muchos compañeros que están especializados en entrenar a los deportistas y lo hacen con muy buen rigor y resultados (hoy aprovechamos para recomendarte que recurras a Dani Pérez, atleta y entrenador profesional con un extenso currículum y de máxima confianza para nosotros. Aquí puedes visitar su web). ¿Y por que suelto todo este rollo? Pues porque esta semana he recibido a un paciente en consulta que está aprendiendo a correr porque tiene que presentarse a unas oposiciones y reunía completamente el perfil al que estamos haciendo referencia. Lo peor de todo, es que a pesar de nuestra insistencia en que recurra a un entrenador para que le oriente, el señor sigue en sus trece de correr sin control, aunque con unas "plantillas deportivas "que le harán volar y no lesionarse nunca más". Por favor, seamos sensatos y levantemos las casas desde los cimientos: aprendamos primero qué tenemos que hacer y cómo llevarlo a cabo, para luego aumentar la carga y minimizar el riesgo de lesiones. Siempre recomendamos aprender una adecuada técnica de carrera y sistemas de entrenamientos, después ya veréis como todo marcha como la seda; padeceréis menos lesiones y vuestras marcas mejorarán sustancialmente.

Tags: 

Añadir nuevo comentario